Donuts caseros

Ricas rosquillas fritas o donuts, como son universalmente conocidas, elaboradas al estilo tradicional: mismo sabor, pero mucho más nutritivas.

Receta de donuts caseros

Ingredientes para preparar donuts caseros

  • Para la esponja o prefermento:
  • 200 gr. de harina de fuerza
  • 40 gr. de levadura prensada
  • 120 gr. de agua aproximadamente
  • Para la masa de los donuts:
  • 400 gr. de harina de fuerza
  • 400 gr. de harina normal
  • 100 gr. de azúcar
  • 15 gr. de sal
  • 100 gr. de mantequilla
  • 150 gr. de huevo
  • 250 gr de agua aproximadamente
  • 1/4 de nuez moscada rallada
  • Aroma de naranja (o ralladura de naranja)
  • Para la glasa de baño:
  • Azúcar glas
  • Agua

¿Cómo preparar donuts caseros?

  • Lo primero que debemos hacer es amasar todos los ingredientes que aparecen en el apartado de "para la esponja o prefermento" de esta receta de donuts.
  • La masa resultante debe quedar algo dura y poco elástica y tendremos que dejarla reposar en un lugar cálido hasta que doble su volumen.
  • Una vez que haya reposado, retomamos la elaboración de estos donuts amasando la esponja junto con el resto de ingredientes que aparecen agrupados en el apartado de "para la masa de los donuts". Ahora, notaremos que la esponja o prefermento queda algo blanda y con buena elasticidad. En este punto, dejamos reposar la masa cinco minutos en bloque.
  • Una vez integrada y amasada, extendemos la masa sobre una superficie lisa y ligeramente enharinada con un rodillo hasta dejarla de un espesor de 8 mm. aproximadamente.
  • Dejamos reposar unos minutos la masa.
  • Con un utensilio para cortar donuts o con dos aros cortapastas (uno de 7,5 cm. y otro de 2,5 cm. de diámetro aproximadamente), cortamos porciones de masa y extraemos el centro para dar la característica forma a los donuts caseros.
  • La masa restante se puede volver a utilizar para hacer más donuts.
  • Colocamos los donuts caseros ya formados sobre papel sulfurizado y dejamos fermentar hasta que doblen su volumen (yo los meto en el horno apagado a una temperatura de unos treinta y pocos grados).
  • Un poco antes de que acabe la fermentación de nuestros donuts, los sacaremos para que se "acortece" ligeramente la superficie de cada donut casero y así evitaremos que una vez fritos, se arruguen.
  • En este caso, no haremos los donuts al horno, sino que los freiremos en abundante aceite de girasol que tendremos bien caliente a una temperatura de 185ºC aproximadamente.
  • La forma de freír donuts caseros consiste en ir colocándo sobre el aceite la superficie "acortezada" (la que ha estado en contacto con el aire), de esta manera y durante la fritura la base -no "acortezada"- de nuestros donuts caseros conseguirán un mayor volumen.
  • El tiempo de fritura por cada cara del donut es variable y dependerá de lo que tarde la masa en tomar color (eso sí, con cuidado de que no llegue a tostarse, ya que además, habría una mayor absorción de aceite).
  • Cuando tengamos los donuts caseros fritos, escurridos y aún calientes, los cubrimos con una glasa que habremos hecho manualmente con el azúcar glas y un poco de agua, de manera que obtengamos ese tacto pegajoso que tienen los donuts auténticos.
  • Foto y fuente: Gastronomía con los Cinco Sentidos
Nota del autor:

Os puedo asegurar que el sabor de esta elaboración recuerda al donut tradicional, pero evidentemente con mayor calidad.

En lugar de con glasa, puedes bañar los donuts caseros con azúcar, chocolate, con virutas de azúcar de colores, etc.